henry.peralta@ciudadesresilientescolombia.org

jueves, 25 de abril de 2013


Bienvenidos al Blog de Ciudades Resilientes Colombia

Por: Henry A. Peralta 
Promotor Campaña Ciudades Resilientes - UNISDR

Como ingeniero y educador, mi interés de participar como promotor de la Campaña de Ciudades Resilientes en Colombia, radica en la posibilidad, desde un proceso educativo y pedagógico, aportar a las comunidades e instituciones del orden municipal de mí país, en la comprensión de la gestión de los riesgos desde una perspectiva integral del desarrollo local sostenible, con la finalidad de hacer un país más humano, seguro, resiliente y ambientalmente sostenible.  Además de ser una oportunidad para orientar a los municipios, desde una visión estratégica de la planeación del desarrollo, en la aplicación de la ley1523, por la cual se adoptó en el año 2012 la política nacional de gestión de riesgos de desastres, así como en la implementación en lo local, del Marco de Acción de Hyogo 2005 -2015 – Aumento de la Resiliencia de las Comunidades y las Naciones ante los Desastres de la EIRD/ONU.

La posibilidad de llevar a los territorios la campaña ciudades resilientes, también es una oportunidad para promocionar la reducción del riesgo de desastres visto de forma integral y sistémica en todas y cada una de las dimensiones del desarrollo (socio-cultural, político-institucional-administrativa, ambiental (natural y físico) y económica-productiva) contextualizados en un proceso observable de tiempo y espacio, y en la participación social como eje del trabajo transversal, al vincular a los actores locales claves (instituciones y comunidad) en la construcción del territorio.

Si se quiere alcanzar la sostenibilidad y el desarrollo armónico de un territorio, la reducción del riesgo de desastres debe integrar acciones destinadas a identificar y reducir los riesgos acumulados a lo largo del tiempo y, en la medida de lo posible, a evitar la generación de nuevos. La búsqueda de soluciones permanentes a las causas generadoras del riesgo y no sólo a los efectos negativos de los desastres, permitiría generar un cambio en lo que ha sido hasta ahora el enfoque predominante. En ese sentido la campaña mundial de ciudades resilientes es una hoja de ruta para que oriente este proceso.