henry.peralta@ciudadesresilientescolombia.org

domingo, 18 de mayo de 2014

CORPORIESGOS UNO DE LOS GANADORES EN LAS AMÉRICAS DE LA CONVOCATORIA DE BUENAS PRÁCTICAS Y EXPERIENCIAS DE INTEGRACIÓN DEL TEMA DE GÉNERO EN LA REDUCCIÓN DE RIESGO DE DESASTRES

CORPORIESGOS una ONG Colombiana dedicada a la gestión de los riesgos con perspectiva de desarrollo local sostenible fue una de las dos ganadoras en las américas de la "Convocatoria de buenas prácticas y experiencias de integración del tema de género en la reducción de riesgo de desastres", en el marco de IV Sesión de la Plataforma Regional para la Reducción del Riesgo de Desastres en las Américas, convocatoria liderada por UNISDR – Oficina Regional de las Américas, GROOTS International, Huairou Commission y la Plataforma de Practicantes Comunitarias.

Los criterios para la escogencia de esta experiencia como ganadora por parte de los organizadores de concurso fueron: i) Pertenencia Temática, ii) Planteamiento General, iii) Relevancia, iv) Replicabilidad y v) Sostenibilidad, además de la intención de dar espacio y reconocimiento a una diversidad de actores involucrados y comprometidos en la transversalización del enfoque de género en los esfuerzos, planes, programas y políticas de Reducción de Riesgo de Desastres. Tanto la experiencia de CORPORIESGOS de Colombia y CEPREDENAC de América Central serán presentadas en la Plataforma Regional, en la Sesión Paralela 1: “Reducción del riesgo de desastres con visión de género”. En esta sesión participaran la Dra. PATRICIA ZÚÑIGA, Directora Ejecutiva de CORPORIESGOS y la Señorita ADELINA PEÑA, del Centro de Estudios Interculturales de la Pontificia Universidad Javeriana.


   En la foto mujeres del municipio de Obando en el Departamento del Valle del Cauca participando de los procesos de formación del proyecto. Fuente: CORPORIESGOS

Esta experiencia se desarrolló en el marco del proyecto:  APOYO A LAS FAMILIAS DAMNIFICADAS EN 11 MUNICIPIOS DEL VALLE DEL CAUCA Y EL MUNICIPIO DE PUERTO LEGUIZAMO EN  PUTUMAYO AFECTADAS POR EL FENÓMENO DE LA NIÑA 2010-2011; en el  Subproyecto 1. Aumento de las condiciones de resiliencia de las comunidades damnificadas por el fenómeno de la niña 2010-2011 en diez municipios del Valle del Cauca a través de la reactivación económica con enfoque en reducción riesgos de desastres. Proyecto que fue financiado por Colombia Humanitaria en convenio con CORPORIESGOS y sus aliados estratégicos como el Centro de Estudios Interculturales de la Pontificia Universidad Javeriana a cargo de la sistematización de las buenas prácticas, Corporación OSSO participante en la estrategia político institucional del proyecto, y Fundación Paz y Bien responsable del desarrollo de la estrategia psicosocial y económico productivo.

El Asesor en todas las fases del proyecto para la implementación y aplicación del enfoque de reducción de riesgos de desastres y desarrollo local sostenible, fue el Ing. Civil y Magister en Educación, Henry Adolfo Peralta Buriticá, Promotor para Colombia, Campaña Mundial Desarrollando Ciudades Resilientes: !Mi Ciudad se está Preparando! de la UNISDR.

El proyecto tuvo como objetivo aumentar las condiciones de resiliencia de 1000 familias damnificadas por el fenómeno de la niña 2010-2011 en diez municipios del Valle del Cauca a través de la recuperación de los medios de vida desde la reactivación económica con enfoque en reducción riesgos de desastres. Este objetivo se logró mediante la implementación de un modelo de gestión de riesgo desde la perspectiva del desarrollo sostenible en el marco de la construcción de un territorio resiliente, en consecuencia este fue ejecutado con la participación de instituciones con experticia en las diversas dimensiones del desarrollo sostenible. Así, Corporiesgos y la corporación OSSO desarrollaron la estrategia político institucional, la Fundación Paz y bien lideraron la estrategia psicosocial y económico productiva.  Cada una de las estrategias estuvo orientada a fomentar el desarrollo de las capacidades y por ende la reducción de las vulnerabilidades en las respectivas dimensiones del desarrollo. 

Los factores claves de éxito de esta se destacan de experiencia estuvieron en el enfoque integral, sistémico y de género dado al desarrollo del proyecto orientado no solamente a la comunidad sino a su entorno económico y político institucional, generando capacidad instalada en el relacionamiento comunidad-instituciones que permite la sostenibilidad de las acciones alcanzadas en relación con los espacios de participación alcanzados por las mujeres en la familia “recuperación de su voz”, en la comunidad “trascender el espacio familia y constituirse en agente de desarrollo comunitario”, y las dinámicas económica del territorio “libertad y autonomía en la producción y manejo de sus recursos económicos”. Los beneficiarios de este proyecto fueron: 1000 familias conformadas por 3248 personas, de las cuales 1,632 son mujeres equivalente a 50,4% y 1.612 son hombres que representa el 49,6%. 39 servidores públicos de las 10 administraciones municipales; 12 corresponsales comunitarios; 20 gestores de medios de vida; 20 asociaciones y 5 cadenas productivas.